lunedì 26 aprile 2010

No es lo que usted puede hacer por una mujer, pero lo que ella va a hacer por usted

Abigail Pereira Aranha

Las mujeres están acostumbradas a pensar que ya solo hecho de ser mujer es mucho, ella no tiene obligación de nada y ella tiene un derecho al mundo. Conocemos mujeres que son mimadas, cubiertas con beneficios y que no hacen nada por nadie.

Cuando una mujer está en lo topo de su belleza y su juventud, ella disfruta de la vida con sus amigas fútiles, maricones y malhechores. Cuando un hombre está en lo topo de su vida, se cae en el error de aferrarse a la primera perra caliente que da su oportunidad.

Si un hombre está interesado en una mujer y ella en él, él toma todas las iniciativas y ella, a lo mejor, da algunas señales indirectas para que él consiga llegar a ella. Y él tendrá que casarse si él quiere tener una vida sexual fuera de la zona roja. Y luego, tiene que renunciar a su vida desde lo novio. Diez años más tarde, él compartirá la cama con una mujer gorda horrible, que lo carga con cuentas y molestias, que terminó con su vida social y no tiene relaciones sexuales con él hace semanas o meses.

Si una mujer gana bien, ella tiene que tener un esposo a su nivel. Si un hombre tiene éxito financiero, cualquier zorra siliconada está excelente para él. Un hombre honesto que trabaja duro y gana poco, reside lejos y viaja en bus tiene que agradecer a Dios por cualquier mujer trenzada que le da la atención debido a la falta de una mejor opción. Pero si un hombre no quiere novio con una mujer que ya tiene hijos de otro hombre, él es un prejuicioso.

¿Cuántos maridos dejaron de hacer esto o aquello para su esposa no le molestar? Quiero decir, ellos tienen que hacer algo para sus esposas mantenerense en silencio. Gente, ¿qué demonios es esto?

Otro caso que tenemos que tener cuidado: nuestra madre. Hay madres maravillosas, y no estoy hablando de aquellas tontas sin vida propia que se quedan en casa con el apoyo de sus maridos y pensan que la mayor calidad de una mujer es casarse virgen con el único hombre en que va a tocar en su vida. Pero la mayoría de las madres no dan formación moral, algunas maltratan a los niños, algunas dejan los niños abandonados caminando con no saben quien mientras reciben la pensión alimenticia de su padre lechón, algunas dejan a los niños solos en casa, con un hermano o con su madre para divertirse en la noche hasta que regresen borrachas a la mañana siguiente y algunas no ponen sus hijos en la escuela para que puedan trabajar en los campos o vender dulces en la calle con 8 años de edad. Pero si uno de esos pobres tiene éxito en la vida y no se convierte en un matón o un derrotado y la madre está vieja, ella es su madre y él tiene que cuidar de ella.

La pornografía para un hombre es el reino de los sueños. No es sólo por el buen sexo que él nunca tendrá menos que pague por eso. Es porque incluso ser tratado con respeto por una mujer no es común.

Yo soy admirada dentro y fuera de internet sólo porque tengo un poco de inteligencia, un poco de humildad, trato de tratar bien a todos, tengo algun asunto digno de hablar, dijo la verdad acerca de las mujeres, mostro que me gusta el sexo, abogo la putaría con el equilibrio y la responsabilidad y cojo con algunos buenos gatitos de vez en cuando. A los que yo les gusto, muchas gracias, pero no soy tanto así. Pero cuando incluso la educación es difícil viniendo de una mujer, una mujer con un mínimo de decencia es de oro.

Si una mujer tiene un poco de simpatía, inteligencia, madurez y humildad, generalmente es fea, gorda, vieja o pobre (ni mismo yo escapo, porque soy pobre). Y ella tuvo que caer muy feo desde el pedestal para eso.

Si una mujer saluda a un hombre, él no debe esperar mucho que hablar. Si él puede hablar, no debe esperar muchas cosas decentes. Si él no tiene amistad con ella, él tiene miedo de tratar de tener. Si él tiene amistad, él tiene miedo de perder. Esto no hablando de sexo. Si él logra tener sexo con una mujer, no puede esperar nada más.

Estamos acostumbrados (especialmente los hombres, pero algunas mujeres también) a dar gracias a Dios por cualquiera cosa que viene de una mujer.

Nosotros (especialmente los hombres, pero algunas mujeres también) tenemos que cambiar. Hombre, no más ser recordado por tu amiga ninfa en el tiempo para dar un hombro amigo para ella llorar a causa de algún bastardo. No más recibir llamadas a altas horas de la noche de una mujer que apenas habla con usted pidiendo para hacer un trabajo de la escuela para dos días más tarde. No más hacer servicios más baratos por amistad con una mujer que apenas habla con usted.

No es lo que podemos hacer por ellas, es lo que ellas están haciendo y van a hacer por nosotros. No es lo que podemos recibir de las mujeres, es lo que nos merecemos recibir de ellas.

Nessun commento:

Posta un commento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...